Cultura Cervecera

3 copas para cerveza


Así como es importante el envase, ya sea lata o vidrio, también es importante el vaso o copa en el que puedes servir tu cerveza. Existen muchos tipos y las características de cada uno tienen que ver con la funcionalidad y el modo en el que ayudan a resaltar las propiedades de la cerveza.

Tulipa

Su nombre hace referencia a su forma, ya que parece un tulipán. Se utiliza para cervezas con mucho cuerpo o muy aromáticas. La forma de bulbo de las copas Tulipa  ayuda a conservar los aromas y concentrar los aromas, ya que permite generar una gran capa de espuma. Va bien con cerveza Bohemia Vienna, IPA e incluso algunas Weizen.

Copa cáliz

Se trata de una copa gruesa y de boca muy ancha. El grosor sirve para mantener la cerveza a buena temperatura durante más tiempo y la boca permite apreciar los aromas de la cerveza. La copa cáliz es ideal para estilos fuertes y aromáticos, como las cervezas Bock.

Snifter

Su forma es muy parecida a la de una copa de vino pero el tallo es mucho más corto, esto es para lograr la temperatura deseada con la transferencia de calor de la mano. La boca un poco más estrecha sirve para mantener y apreciar la espuma. La Snifter es  perfecta para tomar Ales o Stouts.