Cultura Cervecera

Anatomía de una Bohemia Weizen


Estamos a muy poco tiempo de la época de calor, con las altas temperaturas llegan también los sabores frescos, afrutados y refrescantes. Si de cervezas hablamos, lo primero que viene a nuestra mente son las cervezas ligeras con sabores más aromáticos y lupulados.

Entre las variedades de cervezas Ale hay una que destaca por la combinación de sus ingredientes: la cerveza Weizen. Una de sus características principales es que no está hecha completamente con malta de cebada, también contiene malta de trigo, lo cual le aporta un sabor muy característico. Con respecto a su sabor, tiene tonos ligeramente amargos o lupulados, sabores afrutados y aromas cítricos como la naranja, que remiten instantáneamente al calor de la primavera.

La cerveza Weizen tiene un color claro, entre dorado y anaranjado, su espuma es blanca y consistente. También tiene aromas florales o a jengibre. Estos sabores la hacen la bebida perfecta para acompañar alimentos de Cuaresma, como mariscos, o postres ligeros y frutales, como un mousse de naranja o pay de limón.

Esta variedad forma parte de la línea de cervezas de Bohemia. Se elabora desde el 2009 como una edición especial para consumirse en verano, sin embargo su éxito fue tanto que en 2013 se unió a las cervezas estelares de la marca.

Otro de los elementos que hacen a esta cerveza única es el lúpulo de Mounthood que se le pone, ya que hace a esta bebida una mezcla de frescura con un toque muy sutil pero marcado de amargor. Si te gustan los sabores fuertes, esta cerveza es ideal para la temporada que comienza.