Cultura Cervecera

¿Es bueno tomar la cerveza muy fría?


Toda la vida nos han enseñado que la cerveza es mejor mientras esté más fría, sin embargo esto puede llegar a afectar la forma en la que disfrutas tu bebida favorita. Esta vez te contamos por qué es importante que conozcas a qué temperatura se debe tomar cada cerveza.

¿Por qué es importante conocer la temperatura de cada cerveza?

La temperatura a la que debe disfrutarse cada cerveza depende de sus ingredientes, el proceso de producción y el grado alcohólico que contenga. En términos generales, las cervezas claras deben servirse más frías, mientras que las obscuras y las que tengan más alcohol más tibias. Es importante señalar que todas las cervezas se sirven entre los 3 y 15 º C, de no ser así la mayoría de sus aromas y sabores se desperdician. 

Las temperaturas de las cervezas tiene un porqué. Si decides disfrutar una demasiado fría, sus deliciosos aromas y sabores pasarán desapercibidos, no podrás distinguir las notas florales de las dulces o las frutales. El beber un líquido muy frío también puede causar que tus papilas gustativas se anestesien y puedan percibir aún menos sabores.

Por otro lado las cervezas que se sirven por encima de su temperatura ideal pueden resultar un poco desagradables. A mayor temperatura, el amargor del lúpulo se vuelve más intenso y la carbonatación disminuye, por lo que también se afecta la sensación en boca de la cerveza. Al mismo tiempo, el alcohol se hace más volátil y sobresale del resto de los aromas y sabores.

Una temperatura para cada cerveza

Aunque no es una regla inquebrantable, cada estilo de cerveza tiene un rango de temperatura en la que se disfrutan mucho más todas sus características. Estas son algunas de las más comunes:

  • Cervezas light y Lagers americanas - De 3 a 4 ºC
  • Pilsner y Blond Ale - De 4 a 7 ºC
  • Cervezas de trigo - De 4 a 10 ºC
  • IPA y Dark Lager - De 7 a 10 ºC
  • Stout, Porter y Viena - De 7 a 13 ºC
  • Belgian Dubbels - De 10 a 13 ºC

Si tienes dudas al respecto de una cerveza, algunas indican la mejor temperatura para servirlas en la etiqueta, lo cual facilita mucho tu trabajo. Al final recuerda que nada es obligatorio, cada quien disfruta su cerveza a su manera y como mejor le guste, así que si una cerveza te encanta más fría o más tibia, ¡disfrútala!