Cultura Cervecera

¿La cerveza engorda? Mitos y realidades


Si has escuchado que la cerveza engorda, te interesará conocer la respuesta y los valores nutrimentales que ésta tienen con un consumo moderado.

La cerveza es una de las bebidas más populares en el mundo. México es el principal exportador de cerveza en el mundo y ocupa la posición número cuatro como productor. 

Aunque en el mundo la cultura cervecera es arraigada, hay muchos mitos sobre su consumo. Tal vez el principal es que la cerveza engorda. Sin embargo, la cerveza tiene pocas calorías y múltiples propiedades nutritivas. 

Históricamente, en Mesopotamia y Egipto consumían el fermentado de la malta por sus propiedades benéficas, incluso en la categoría de belleza, pues con esta bebida elaboraban tratamientos faciales y para el cabello. 

Ahora bien, en el caso de la cerveza, las proporciones de nutrientes dependen del estilo, tipo y cantidad de cerveza que consumas. Aunque lo cierto es que la cerveza (por estar elaborada con el 95% de agua) tiene altas propiedades hidratantes, por las sales y minerales presentes en el agua; contiene calcio, potasio, magnesio, fósforo y silicio. 

Además, contiene minerales como los sulfatos y cloruros que son los responsables de de aportar propiedades funcionales que hidratan a las células de tu organismo. Por la parte de la levadura, tienen tiamina, la cual es la encargada de mejorar el uso de carbohidratos. 

¡Y no sólo eso! La cerveza contiene vitaminas como la B2, B3, B1 y B5 que tienen múltiples beneficios para el cuerpo. 

La afirmación de que la cerveza engorda es falsa. Un adulto sano requiere entre 1000 y 1200 calorías y una cerveza aporta tan sólo 125 calorías. Así que siempre y cuando mantengas un consumo moderado, la cerveza es benéfica y no está relacionada con el aumento de peso. 

¿Conocías ya los beneficios que contiene la cerveza?