Cultura Cervecera

La escuela de las cervezas Bock


La cerveza estilo Bock está en el punto medio entre el sabor a malta y el sabor a lúpulo. En esta nota te explicamos su origen y características.

Un poco de historia

Este estilo se generó al norte de Alemania durante el siglo XIV y hacia el siglo XVII se popularizó en Múnich, lugar donde empezaron a surgir distintas mezclas para su realización. El primer método para realizar este estilo se conoce como “Einbeck” o “Einbock”, que significa “macho cabrío” en alemán,  del cual se produjo una cerveza oscura con tonalidades fuertes. 

Originalmente, este estilo se generó para conservar el sabor de la malta, puesto que se empezaba a utilizar el lúpulo como conservante de la cerveza, así, se formó una mezcla de malta, lúpulo, trigo y cebada que produjo un sabor fuerte, y se empezó a beber en el invierno, porque el frío suavizaba las tonalidades de sus componentes. Como era consumida en tiempos de invierno,  se posicionó como un símbolo de ventura hacia la primavera.

¿Sabías que Bohemia Noche Buena es una Bock? ¡Muy pronto podrás disfrutarla!

¿En qué consiste el estilo Bock? 

La cerveza estilo Bock es un tipo de Lager con mucho cuerpo. La principal característica del estilo Bock es que conserva la pureza de los sabores que provienen de la malta, puesto que se genera en una baja fermentación. Su color es ámbar o café oscuro y tiene un sabor robusto a malta y ligero a lúpulo.

Hoy en día hay distintos subestilos: el “maibock”, que es ligero y se percibe el sabor a lúpulo, el “doppelbock”, que es más pesado, oscuro y malteado y, el “eisbock”, que es un estilo que adquiere tonalidades fuertes mientras más frío se consume.

Bohemia Noche Buena es la propuesta que tiene Bohemia dentro de las cervezas estilo Bock, en la cual se mezclan la tradición alemana y mexicana de consumir este estilo en invierno y en ocasiones especiales. Desde 1924, es una tradición consumirla en la época navideña.