Cultura Gastronómica

8 afrodisiacos que debes incluir en tu cena romántica


Estos ocho alimentos nutren el cuerpo y al amor. Descubre cuáles son.

La buena alimentación es básica no sólo para la salud, también para el amor. Desde la antigüedad los científicos, filósofos y pensadores han observado el efecto que tienen algunos alimentos en nuestras emociones. Por ejemplo, ¿has escuchado que el chocolate favorece el aumento de endorfinas y con ello, sentimos placer? Pues así sucede químicamente con los alimentos afrodisiacos: estimulan al organismo, te dan energía y aumentan el flujo sanguíneo. Aquí nuestras recomendaciones para tener una verdadera cena romántica.

Espárragos.

Sí, a veces pueden llegar a oler fuerte pero sus vitaminas A, C, tiamina y ácido fólico estimulan la liberación de histamina, muy importante para la experimentación de placer.

Albahaca

Una pizza margarita –con tomate y albahaca– no es una mala idea para una cena romántica. Esta hoja de agradable olor y sabor incrementa la frecuencia cardiaca y mejora la correcta circulación de la sangre.

Sandía

Un platón de frutas en el cuarto siempre es una buena idea. La sandía, por ejemplo, aumenta el óxido nítrico que mejora el flujo de la sangre en todo el cuerpo.

Nuez moscada

Esta especia hay que usarla con moderación pues en exceso comienza a ser venenosa. Pero en cantidades moderadas –una pizca en un té– estimula el impulso sexual.

Miel

Aquella cita bíblica de la leche y miel no es en vano. La miel es afrodisiaca pues aumenta la producción de testosterona y estrógenos. Esto quiere decir: mayor deseo sexual.

Ostras

Este es de los alimentos más conocidos para despertar la libido. Lo que pasa es que aumenta los niveles de dopamina en hombres y mujeres. ¿Qué tal unas ostras Rockefeller para la cena?

Piñones

Además de deliciosos los piñones contienen gran cantidad de zinc, vital en la producción de testosterona. Los puedes incluir en una receta árabe de arroz con pollo y piñones.

Apio

No son tan aburridos como piensas. Los apios contienen adrostenona y androstenol que funcionan como un atrayente sexual.