Cultura Gastronómica

Así se hacen las palomitas de sabores


No tienes que comprarlas, aquí te decimos cómo preparar unas dulces y otras saladas.

La botana más fácil del mundo es también la más adictiva: las palomitas. Son perfectas para ver los Oscar o cualquier película. Para prepararlas usa maíz mexicano que puedes comprar en un mercado o en el súper. El punto es ponerse creativo.

Para hacer las palomitas:

  • 120 g de granos de maíz crudo,
  • 3 cucharadas de aceite de oliva o girasol
  • sal de mesa

En una sartén honda y amplia pon el aceite y deja calentar a fuego medio alto hasta que eche humo. Agrega los granos de maíz cuidando que queden en una sola capa. Tapa el sartén pero asegúrate que tenga un hoyo para dejar escapar el calor. En cuanto empieces a escuchar su pop particular baja la temperatura a fuego medio. En cuanto dejes de oírlo apaga el fuego y quita la tapa. Sazona inmediatamente con sal de mesa. Remueve las quemadas. 

Palomitas de chocolate con leche, blanco, nueces y pretzel

  • 6 tazas de palomitas de maíz reventadas, recién hechas
  • 1 tazas de pretzels en miniatura
  • 1/2 taza de mitades de nueces tostadas
  • 1/4 taza de mantequilla derretida
  • 1/2 tableta de chocolate para cocinar blanco
  • ½ tableta de chocolate para cocinar con leche

En un bowl de buen tamaño combina las palomitas, los pretzels y las nueces. Agrega la mantequilla y mezcla. Colócalas en una bandeja de horno con papel encerado.

En un microondas, derrite el chocolate blanco en intervalos de 15 segundos y ve removiendo hasta derretir. Cubre las palomitas con él. Haz el mismo procedimiento con el chocolate con leche. Rocía las palomitas. Deja reposar hasta que el chocolate esté listo.

Palomitas con romero y queso Parmesano

  • 6 tazas de palomitas de maíz, recién hechas
  • 1/4 taza de ramitas de romero seco
  • 1/4 taza de mantequilla derretida
  • 4 cucharadas de queso Parmesano rallado
  • 1/4 cucharadita de pimienta molida gruesa

En un sartén pon a calentar el romero ya sin ramas. Sólo estás buscando sacar su olor. En cuanto cambie un poco de color sin quemarlo, sácalo y tritúralo en un mortero. En un bowl grande pon las palomitas y rocía con la mantequilla. Espolvorea con el queso, la pimienta y el romero; revuelve bien.