Cultura Gastronómica

El pavo perfecto para Acción de Gracias


La fiesta de Thanksgiving o Acción de Gracias surgió en 1621 en Estados Unidos porque un grupo de colonos de Massachusetts (antes Plymouth) se reunieron a compartir una cena con los indios Wampanoag con el fin de celebrar la cosecha de otoño y agradecerles por compartir sus conocimientos en técnicas de cultivo y caza.

La fiesta de Thanksgiving o Acción de Gracias surgió en 1621 en Estados Unidos porque un grupo de colonos de Massachusetts (antes Plymouth) se reunieron a compartir una cena con los indios Wampanoag con el fin de celebrar la cosecha de otoño y agradecerles por compartir sus conocimientos en técnicas de cultivo y caza.

Fue entonces que Acción de Gracias comenzó a extenderse hasta otros países como Canadá, Brasil y México (por la cercanía con Estados Unidos). Además de ser una celebración que gira en torno a la unión y la comida. Esta celebración es, para algunas familias, tan importante como Navidad y suele celebrarse cenando pavo.

Acción de Gracias, además se considera como una fiesta nacional para los ciudadanos estadounidenses desde 1789 cuando el presidente George Washington lo consideró un día oficial por tratarse de una celebración que une la religión y el nacionalismo.

Si deseas celebrar Thanksgiving con el tradicional pavo esta es la receta perfecta para festejar en la mesa. Desde luego te proponemos maridar este delicioso platillo con cervezas Noche Buena Bohemia que van muy ad hoc con la temporada y los sabores del pavo. 

PAVO PERFECTO PARA ACCIÓN DE GRACIAS

Porciones: 12 

Ingredientes

Para el pavo
6 kg de pavo
80 g de manzana amarilla
15 g de apio
50 g de cebolla
30 ml de aceite de oliva
25 g de pasas
30 g de nueces
Sal y pimienta 

Para el relleno
500 ml de caldo de pollo
350 g de pan de caja
40 g de cebolla picada
125 g de carne molida

Para la salsa gravy
50 ml de grasa del pavo asado.
500 ml de jugo de pavo o caldo de pollo
15 g de harina de trigo
Sal y pimienta

Modo de preparación del pavo

  1. Limpia el pavo con abundante agua fría.
  2. Unta con aceite y salpimenta (interior y exterior) del pavo.
  3. Cubre las patas con papel de aluminio para que no se quemen.
  4. Corta las cebollas, el apio y las manzanas (sin cáscara y sin centro) en trozos pequeños y rellena el interior del pavo.
  5. Precalienta el horno a 200º C.
  6. Introduce el pavo en el horno (preferentemente en la parrilla media) y con una rejilla para que los jugos caigan sobre otra bandeja al inferior del pavo. Baja la temperatura del horno a 150ºC y deja hornear durante un lapso de tres horas y media aproximadamente. Pasada la primera hora y media coloca un papel de aluminio en la parte superior para que no se queme demasiado la piel y manténlo hasta quince minutos antes de terminar. Baña el pavo constantemente con la salsa para evitar que se reseque.
  7. Puedes colocar otra bandeja en la parte baja llena de agua, para que el vapor ayude a la cocción del pavo sin resecarlo.
  8. Apaga el horno y deja dentro del mismo el pavo hasta el momento de cortarlo.

Modo de preparación del relleno

  1. Sofríe la carne molida y la cebolla en trozos hasta que comiencen a dorarse.
  2. Agrega el pan en migas y el caldo de pollo. Deja que se vaya consumiendo hasta obtener una masa jugosa para añadir las pasas y las nueces.

Modo de preparación del gravy (salsa del pavo)

  1. Necesitas 50 ml de grasa del pavo. Puedes tomarla de la bandeja que metiste debajo en el horno.
  2. En una olla añade 50 ml de grasa y 15 g de harina de trigo que irás dorando hasta conseguir un tono oscuro. Para lograrlo deberás moverlo por 3 minutos con una cuchara de madera.
  3. Para continuar, sin dejar de mover añade el caldo de pollo. Mezcla hasta que espese, por otros 5 minutos a flama media.
  4. Rectifica la sal y la pimienta.

Retira del horno y celebra en familia esta receta durante la cena Acción de Gracia