Cultura Gastronómica

Entre panes hay un mundo


La de los sándwiches es una familia extensa y cosmopolita, con espacio para todo tipo de apetitos y costumbres. Aquí una guía por los más populares del mundo.

Bánh mì
Este ejemplar, de la cocina vietnamita, se prepara con una baguette de corteza muy crujiente, alguna proteína (como carne de cerdo) y láminas delgadas de pepino y zanahorias encurtidas. 

BLT 
Bacon, letucce, tomato por sus siglas en inglés, un clásico del comfort food norteamericano. Mientras más crujiente sea el tocino, mejor será el resultado. 

Chivito
Después de los hot dogs (de los que hablaremos en otra ocasión) el chivito es una pieza de conversación para los chilenos. Un sándwich compuesto por rebanadas de ternera con queso, tomate, mayonesa. Escoltado siempre por papitas fritas. 

Choripan
En su sencillez está la gracia: un chorizo (especiado) a la brasa, una baguette y chimichurri. 

Torta de milanesa 
Larga vida a este manjar: rey de las loncheras, de los puestos callejeros y de, valga la redundancia, torterías de confianza. Un 'entrepan' a la mexicana compuesto por una capa de frijoles refritos, milanesa (de res o de pollo) empanizada, aguacate y chiles en escabeche. 

Sanguche 
Es la derivación peruana de los sándwiches, una especialidad fácil de topar en las calles de la capital con rellenos diversos como el chicharrón (que en Perú es carnudo y sensacional), de pavo o de ‘jamón del país’ preparado con carne de cerdo. 

Sándwich cubano (de Miami)
Dos panes prensados con mantequilla (con mucha mantequilla)  son el contenedor de un relleno de jamón y queso.

Sando
Este es el nombre de los sándwiches japoneses, preparados con panes blancos rellenos de empanizados con panko (que los hace más crujientes). El más popular es el katsu sando, de carne de cerdo.