Cultura Gastronómica

Los 7 alimentos más extraños que comen en Islandia


Del mar, de la tierra o del cielo: todos son alimentos que no te imaginarías comen en esta isla al norte del mundo.

En esta isla al norte de todo el lema ha sido sobrevivir. Y sí, aunque los tiempos han cambiado y en Islandia se respira absoluta modernidad, sus costumbres culinarias siguen siendo exóticas. Su gastronomía busca todo tipo de criaturas para ponerlas en una olla y comerlas. Aquí algunas de ellas. 

Hakarl o Tiburón fermentado

Aunque el islandés promedio no suele comer este platillo en casa, el tiburón fermentado forma parte de su herencia. Y sí, puede ser venenosa por su gran cantidad de amonio, por eso se somete a un proceso de fermentación para que pueda comerse sin contratiempos más que el de su terrible sabor.

Puffin o frailecillo

En Islandia si no es del mar, es probable que sea del cielo. Y aunque esta sea una de las aves más tiernas que surcan las nubes de la isla, el frailecillo acaba en el plato porque tiene un gran sabor que se asemeja al pato. En el restaurante estrellas Michelin Dill suelen prepararlo con moras locales.

Cabeza de borrego

Somos mexicanos por lo que comer cabeza de borrego no es algo que nos quite el sueño. Eso sí, lo único fuerte de esta experiencia en Islandia es lo gráfico del platillo: a tu mesa llega la mitad de una cara de borrego servida generalmente junto a un puré de papas y de nabo.

Ballena

Antes de poner el grito en el cielo, hay que recordar que en Islandia la flora y la fauna son sumamente escasas por lo que una gran parte de los productos de su alacena local provienen de mar. El consumo de ballena es mínimo sin embargo aún hay sitios donde es posible comer esta carne de sabor extremadamente fuerte.

Pan de hot springs

El pan de centeno es básico en Islandia. Lo encontrarás sobre todo a la hora del desayuno acompañando salmón curado y skyr, una especie de yogurt local. Existen algunos casos en los que el pan se cocina bajo el calor de las aguas termales. Se pone en la noche y al día siguiente, voilá…

Carne de caballo

De la tierra, los islandeses usan la carne de los corderos y los borregos –que preparada al hoyo o estofada, es realmente espectacular– así como la de los caballos. De ellos es común encontrar filetes y todo tipo de preparaciones.

Testículos de carnero

Una vez más, en México pocas cosas nos sorprenden. Los islandeses, como nosotros, suelen aprovechar cada parte de los animales. En el caso de los testículos de carnero se comen hervidos, fermentados o comprimidos y posteriormente encurtidos.