Cultura Gastronómica

Masas para pizza en distintas versiones


La pizza es una receta que enamora a chicos y grandes. Sin importar la edad o el tipo de alimentación, todos queremos consentirnos con una rebanada de pizza. Es casi como ponerle sabor a las travesuras. Por eso te compartimos una receta de masa para pizza casera y dos opciones de masa extras.

Para preparar una buena pizza los ingredientes más importantes son la masa, la salsa y el queso, lo demás lo eliges tú. Juntamos tres recetas para que prepares pizza casera. La primera receta es la clásica elaborada con harina de trigo, salsa de tomate y mucho queso, la segunda es una opción con base de coliflor y la tercera es tan sencilla que solamente necesitarás pan árabe y un par de ingredientes.

Pizza de masa convencional
Los ingredientes que necesitas para preparar masa de pizza son: harina, levadura, agua tibia, aceite de oliva  y sal. Esta es la receta tradicional que puedes preparar en horno eléctrico u horno convencional. La resumimos a 10 sencillos pasos.

Preparación:
1.Colocar la harina sobre una base plana o mesa.
2.Haz un hueco en el centro de la harina y agrega la sal en la corona para que no toque la levadura.
3.Coloca la levadura en el centro.Vierte el agua tibia y mézclala con la levadura.
4.Añade el aceite y mezcla todos los ingredientes desde la parte interna hacia el centro integrando poco a poco.
5.Amasa hasta formar una mezcla lisa y homogénea. No es necesario añadir harina adicional durante el amasado.
6.Deja reposar la masa tapada con un plástico durante 10 minutos.
7.Forma dos bolas de masa y dejar reposar hasta que duplique el volumen.Estira con las manos dándole la textura deseada y coloca una charola barnizada con aceite o espolvoreada con harina.
8.Cubre con la salsa de tomate de tu preferencia dejando libres los bordes y deja leudar (dar fermento a la masa con la levadura) unos 20 minutos o llévala sin leudar directamente al horno si se quiere una masa de pizza más compacta.
9.Cocina en horno a 250º C por 10 minutos. Retira del horno, añade queso mozzarella y regresa al horno hasta que se cocine 10 min más o hasta que el queso se haya derretido y la masa quede dorada.
10.Coloca algunas hojas de albahaca y queso extra. ¡A comer!

Pizza de pan árabe
Como si se tratara de una pareja perfecta, la salsa de tomate y el pan pita son una mezcla llena de sabor que te permitirá preparar una pizza sin complicarte demasiado. Nuestra recomendación es que para esta versión utilices los panes en pares sobre una charola hasta formar una base similar a la de la pizza, después con salsa de tomate y especias y utiliza quesos untables como el queso de cabra o el ricotta. Este pan requiere de pocos minutos en el horno para tomar una textura de pizza.

Pizza de coliflor
Una de las recetas que ha crecido como la espuma en las preparaciones de internet es la pizza de coliflor una buena opción para quienes cuidan la línea y no quieren sacrificar el sabor. De hecho, el sabor de la coliflor se asemeja al de el arroz o la masa por eso es una gran idea. Para prepararla necesitas una pieza de coliflor, semillas de girasol para dar consistencia, albahaca, sal y un poco de queso para mezclarla y obtener una consistencia de masa. Lo que es indispensable es que utilices papel encerado o tapetes de silicona para que no se pegue.

Recuerda que lo único que limita la mezcla de ingredientes que agregues en tu pizza es tu imaginación. Date vuelo con opciones saladas y dulces o con los mejores ingredientes de la alacena y el refrigerador.