Cultura Gastronómica

Origen y beneficios del aguacate


Aunque no se sabe a ciencia cierta, la historia indica que el aguacate nació en México. Lo que sí sabemos es que tiene muchos beneficios.

Es incierto cuándo y cómo se descubrió el aguacate, las teorías indican que surgió en Puebla y de ahí se extendió su cultivo al sur del país y, posteriormente a otros asentamientos mayas al sur de América.

Cuando los españoles llegaron a México se enamoraron del sabor y llevaron el aguacate hasta el viejo continente. Lo demás fue su expansión por toda Europa y después a todo el mundo.

Actualmente, México es el principal productor de aguacate del mundo incluso aunque Argentina, Noruega, Lituania, Polonia y Colombia cada vez producen más. El aguacate es orgullosamente mexicano y su día se celebra cada 30 de julio. 

El sabor de los aguacates es tan famoso como sus propiedades que pueden ser tanto cosméticas como de salud. En el caso de la salud, el fruto contiene magnesio y potasio, ambos favorecen el buen funcionamiento del sistema nervioso y muscular.

Adicional, sus propiedades aportan fuerza al sistema inmunológico, promueven la salud del intestino delgado y para evitar la retención de líquidos.

Los aguacates también cuentan con vitaminas A, C, D, K y B que funcionan como antioxidantes. Ayudan a regular los niveles de glucosa y a controlar los niveles de colesterol.

En el caso de las propiedades cosméticas, el uso más extendido del aguacate es como acondicionador natural. Ponerlo directo en el cuero cabelludo ayuda a darle volumen y brillo al pelo.

También funciona como crema hidratante, especialmente para restaurar fibras de la piel. Por lo que la resequedad y cicatrices disminuirán con su uso continuo.

 Para la cara, el aguacate es ideal en el tratamiento de ojeras y bolsas en los ojos. Un poco de aguacate con pepino hará que se desinflamen las partes bajas de los ojos.

¿Conocías estos beneficios del aguacate?