Cultura Gastronómica

Pan de cerveza Bohemia


Si el pan ya era bueno, imagínalo ahora con cerveza.

¿Cerveza en el desayuno? Con este pan de cerveza es posible porque es el complemento perfecto de una crema de avellanas o una mermelada casera. Pero si lo prefieres disfrutar en la tarde, no importa. Acompáñalo con un queso madurado o charcutería y triunfarás.

 

  • 3 tazas de harina de trigo
  • 1 cucharada de polvos para hornear
  • ¼ de taza de miel de abeja
  • 1 cerveza Bohemia Vienna
  • ½ cucharada de sal
  • 50 g de mantequilla
  • Aceite y harina para engrasar

 

  1. Precalienta el horno a 180º C. En un tazón grande, mezcla la harina, el polvo para hornear y la sal hasta que se integren por completo. Vierte lentamente la cerveza Bohemia Vienna cuidando que no se haga demasiada espuma. Agrega la miel y revuelve hasta incorporar.

 

  1. Engrasa un molde para pan con aceite y harina. Aparte derrite la mantequilla dándole unos segundos en el microondas y cuidando que no se queme. Extiende la mitad de la mantequilla en la base del molde y agrega la masa en una capa uniforme. Utilizando una brocha, esparce el resto de la mantequilla sobre la masa. Hornea de 40 a 50 minutos, hasta que la parte superior del pan esté dorada y al insertar un cuchillo en la parte de en medio salga limpio. Sirve caliente de preferencia.

Tip: añade nueces o cualquier tipo de semilla a la masa para hacerlo todavía una mejor opción para el desayuno.