Cultura Gastronómica

Prepara una panacota fácil y fresca


La panacota o panna cotta es un postre tradicional italiano perfecto para disfrutar de estas tardes de verano pues, además de ser muy fácil de preparar, tiene un sabor fresco y dulce que a todos les encantará.

La gastronomía italiana es una de las cocinas más populares alrededor del mundo y uno de sus postres más queridos es, sin lugar a dudas, la panacota. Este platillo con más de un siglo de antigüedad es reconocido por su característico sabor cremoso y prepararlo es mucho más sencillo de lo que imaginas.

La panacota es un postre hecho de crema de leche endulzada con un toque de vainilla a la que se le agrega un poco de grenetina para darle una textura muy similar a la de un flan. Generalmente va acompañada de una mermelada de frutos rojos aunque puedes cambiar este elemento por las frutas de temporada que tengas a mano.

Ingredientes para la Panacota:

1/2 litro de crema para batir
250 ml de leche
2 cdas. de extracto de vainilla
250 gr de azúcar
10 gr de grenetina en polvo o 4 láminas
1/2 taza de agua fría

Ingredientes para la salsa de frutos rojos

350 gr de frutos rojos (fresa, zarzamoras, blueberries, etc.)
100 gr de azúcar
1 cucharada de jugo de limón

cómo hacer panacota

cómo hacer panacota

Modo de preparación para la panacota:

1. Hidrata la grenetina en agua fría y reserva en algún lugar fresco.
2. En una olla a fuego medio bajo, calienta la crema para batir, la leche, el extracto de vainilla. Una vez que la mezcla llegue al punto de ebullición retira del fuego.
3. Toma un poco de tu mezcla caliente y agrégalo al recipiente con la grenetina hidratada. Mezcla hasta eliminar todos los grumos, una vez que lo consigas integra esta mezcla a la preparación de leche y revuelve bien.
4. Vacía la mezcla en un molde de gelatina, permite que baje su temperatura y refrigera hasta que haya cuajado.
5. Sirve con un poco de salsa de frutos rojos.

Modo de preparación para la salsa de frutos rojos:

1. Lava y corta los frutos en pequeños trozos. Colócalos en un sartén a fuego medio junto al azúcar y la cucharada de limón.
2. Cocínalas de 5 a 10 minutos, revolviendo constantemente la mezcla. Las frutas deben ablandarse y mezclar sus jugos con el azúcar y el limón hasta crear una mermelada no muy espesa.
3. Retira del fuego y deja enfriar.

Si buscas una salsa más homogénea y sin los pequeños trozos de fruta, puedes licuar la mezcla de los ingredientes antes de ponerlos al fuego.

La panacota es un postre perfecto para disfrutar después de una comida pesada, pues al tener una consistencia ligera es perfecta para dar un toque dulce sin dejar una sensación de saturación.