Cultura Gastronómica

Tips de horneado para que no vuelvas a fallar en tus recetas


Conseguir la cocción perfecta es mucho más sencillo de lo que crees, sobre todo si realizas estos tips de horneado que te ayudarán a que tus platillos queden como sacados de un post en Instagram.

A todos nos ha ocurrido más de una vez, encontramos la receta perfecta y no dudamos en comenzar a prepararla. Todo parece transcurrir con normalidad, tenemos todos los ingredientes, el proceso de elaboración no es muy complicado pero algo extraño sucede y cuando nuestro platillo sale del horno no se parece en nada a lo que teníamos pensado.

Lo cierto es que el horneado es un paso clave en la preparación de los alimentos y muchas veces, sin saberlo, cometemos pequeños errores que pueden terminar por estropear nuestros esfuerzos.

Por suerte, existen algunos tips de horneado que podrán ayudarte a evitar estas equivocaciones y obtener resultados increíbles.

Precalienta el horno

La importancia de precalentar el horno antes de introducir los alimentos para la cocción no puede ser subestimada. Saltarte este paso causará que el proceso de horneado se alargue, además puede hacer que los alimentos se quemen o que el líquido se evapore y el platillo quede seco.

La mejor opción para conseguir un horneado perfecto es que antes introducir el platillo te asegures que el horno haya llegado a la temperatura indicada en la receta; sin embargo, si tu horno no te permite conocer su temperatura exacta puedes optar por encenderlo por lo menos 15 minutos antes de comenzar la cocción, así te asegurarás de que el espacio de horneado esté lo suficientemente caliente para iniciar el cocimiento.

Controla la temperatura

Muy ligado al punto anterior está el tener un control exacto de la temperatura. Las abuelas suelen decir que cada horno es un mundo y tienen razón. En la mayoría de las ocasiones, el calor que desprende un horno está relacionado a las condiciones del aparato, la potencia de la llama y hasta a la marca que pertenece.

Si te has topado con que debes dejar un poco más tiempo los alimentos en el horno o que debes subir el calor del horno para conseguir buenos resultados, te recomendamos adquirir un pequeño termómetro para horno. Este utensilio acompañará a los alimentos en el horno y te ayudará a conocer la temperatura del espacio en todo momento, asegurando así que tus platillos se cocinen con el calor indicado.

No abras la puerta del horno

Si en verdad quieres conseguir un horneado perfecto debes de luchar contra la ansiedad y permitir que tu platillo quede encerrado en el horno durante tiempo indicado en la receta antes de abrir la puerta para echar un vistazo. No es una tarea sencilla, pero por el bien de tu receta, debes hacerlo.

Abrir la puerta del horno causa que disminuya la temperatura bruscamente en el espacio de horneado, como consecuencia se pierde el nivel de aire húmedo y caliente al que había conseguido llegar durante los minutos transcurridos desde que inició la cocción. Esta es una de las razones principales por las que los pasteles no esponjen o se desinflen durante el horneado.

Sigue las instrucciones

Aunque la improvisación en la cocina puede darnos resultados inesperados y nos lleva a conocer un poco más de nuestros alimentos favoritos, al momento de hornear siempre es mejor seguir la receta al pie de la letra si queremos evitar llevarnos sorpresas desagradables.

En las recetas se ha calculado el tiempo y la temperatura de horneado con base en los ingredientes que la componen y se llega a ello gracias a una serie de ensayos y errores que buscan evitarte.

Dentro de este apartado también debemos incluir utilizar moldes adecuados y de tamaños similares a los que indica la receta pues un cambio en la distribución de los alimentos podría hacer que el tiempo de cocción disminuya y tus alimentos se quemen.

No más carne seca, pasteles desinflados o pastas crudas, si sigues estos tips de horneado podemos asegurarte que la próxima vez que experimentes con una nueva receta lograrás obtener la cocción perfecta.