Cultura Gastronómica

Tips de cocina para principiantes


Nadie nace aprendiendo a cocinar. Preparar recetas es una actividad que requiere práctica, por eso creamos esta lista de tips y recomendaciones que te servirán para comenzar a cocinar.

Aprender a cocinar es como aprender a bailar, puedes nacer con ritmo pero la práctica es la que te dará mejores pasos. Si estás interesado en aprender a cocinar utiliza estos tips y recomendaciones para comenzar a prender los fogones y preparar tus recetas favoritas. 

Prueba, prueba y vuelve a probar. Prueba todo antes de servirlo. Siempre revisa la sazón y triunfarás.

Los grados del horno. Cuando horneés una receta, asegúrate de que los grados de tu horno sean los mismos que los de la preparación y haz la conversión en caso de ser necesario. No es lo mismo 200 grados centígrados que 200 grados Fahrenheit.

Picar chiles. Si picas chiles recuerda no tocarte la cara. Parece lógico pero todos los que cocinamos por primera vez hemos pasado por esa enchilada inolvidable. 

¡Cuidado con la sal! Recuerda que siempre podrás agregar más sal pero si la preparación se pasa de sal, ya habrá vuelta atrás. 

Confía en tu intuición. Si bien es importante seguir las recetas y las medidas, muchas veces tenemos que confiar en nuestra intuición. Por ejemplo, si horneas galletas y la orilla ya está suficientemente dorada es hora de sacarlas del horno aunque la receta marque más tiempo.

Utiliza lo que tienes. Antes de buscar recetas complicadas o elaboradas asegúrate de revisar los ingredientes que tienes en casa y trata emprender la búsqueda con base en lo que tienes así evitarás desperdicios y gastarás menos.

Hay manchas que no se quitan. Para cuidar tus prendas favoritas y evitar arruinarlas, siempre que cocines ten a la mano servilletas de papel o un trapo y, de ser posible, utiliza mandil. 

Cuidado con el aceite caliente. Nunca agregues agua o productos congelados en aceite hirviendo. El resultado puede ser catastrófico.

Pescados, ¿sin piel?. No es necesario retirar la piel del pescado para cocinarlo. De hecho, si le dejas la piel (a un salmón, por ejemplo) es menos probable que la carne del pescado se quede pegada en la sartén.

Revisa la receta (completa) antes de empezar. Con esto podrás asegurarte de contar con los ingredientes y utensilios necesarios para lo que vas a preparar.

Los imprescindibles. Sal, ajo, pimienta, azúcar, agua, cebolla y aceite son algunos de los ingredientes que ocuparás en un sinfín de recetas.

Especias y condimentos. Crea una sección de especias en tu alacena. Pimienta negra, orégano, páprika, comino, tomillo, laurel y menta, por mencionar algunas.

Los términos de cocina. Probablemente te encontrarás con términos desconocidos como: blanquear, sofreír, cernir o acitronar. Si en la receta hay términos que no conoces asegúrate de investigarlos y entenderlos antes de comenzar a cocinar. 

Limpia y desinfecta. Hay ingredientes que solamente necesitan lavarse con agua y con jabón pero algunos otros como las fresas (que deben desinfectarse antes de cortar) o los camarones (que necesitan limpiarse minuciosamente) requieren de mayor atención.