El nombre Bohemia, a diferencia de lo que muchos creerían, no nace únicamente de la romántica palabra que describe a aquellos quienes viven su propio estilo, sin importar lo que dicta la sociedad.
Bohemia nace en 1905, inspirada en la hermosa región homónima en la República Checa, tras una comisión de la cervecería Cuauhtémoc a su maestro cervecero.


Con más de 100 años de existencia, Bohemia hoy mantiene los altos estándares de calidad que tuvo en sus comienzos, y ahora cuenta con una línea de variantes que satisfarán a cualquier paladar: la clásica Clara, con su color dorado y tintes herbales; la Oscura, con un cuerpo robusto y notas de nuez y café; la refrescante Weizen, creada para días calurosos; la Chocolate Stout, con su sabor fuerte gracias a maltas tostadas de caramelo y chocolate; y la consentida presentación estacionaria Noche Buena, cuyo sabor único es un perfecto acompañante para el invierno.


Vayamos más allá de la superficie con Bohemia, una cerveza creada con pasión y estilo que busca crear experiencias, no nada más una bebida. Sin importar la preferencia o sofisticación del paladar que la pruebe, todas las botellas y todas las presentaciones de Bohemia tiene una calidad y sabor inigualable; es por eso que esta es considerada como la cerveza Premium de México.