Por primera vez cocinas para tus amigos y nada salió mal, ¿qué puede ser más rico que eso?
Riqueza es: siempre tener un pretexto para reunirse con amigos alrededor de la mesa.
A olvidarse de los pendientes, a viernes por la tarde. ¿Tú cómo disfrutas de la riqueza Bohemia?
La efervescencia no solo se saborea, también despierta todos tus sentidos.